jueves, 18 de abril de 2013

LEJOS

Alejado de tu risa, nieve tibia ¿Cómo podría ser yo mismo, y no ese otro, de andar resquebrajado y ojos despavoridos? Sin tus ondulantes manos cálidos nidos de cigüeñas, Hojas, ramitas flores. ¿A qué podría asirme para no ser un trozo más de este mundo espectral? Privado de la guía, de esos alegres astros, que tus pestañas cuidan. ¿Qué me impediría naufragar, como triste goleta en la noche abisal? Así como ves, te busco anhelante sin esperar algo más, que una gota de nieve, un rincón en un nido, o una mirada solar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada