jueves, 25 de abril de 2013

OJOS DE AVELLANA

Tus cabellos castaños se entrelazan formando la ardiente selva que anhelan mis manos Tu piel, suave y fresca, como espuma de alabastro, es el blanco rocío que buscan mis labios. Tus ojos de avellana, poderosos e insondables, son ellos dos el objeto de mi alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada